dilluns, 26 d’octubre de 2015

LA COLMENA


Mario Camus va dirigir el 1982 "La colmena", adaptació de l'obra homònima de Camilo José Cela que retrata les misèries del Madrid de la postguerra.

El cafè de Doña Rosa -que diu "nos ha merengao"- reuneix els patètics personatges d'aquesta obra coral amb esbossos de comèdia i rerefons de tragèdia individual i col·lectiva, una cort dels miracles que conviu amb la por i amb la gana, formada per poetes i putes, proxenetes i estraperlistes. Tots ells miren de sobreviure -amb o sense dignitat- enmig d'una societat dividida.

Camus serveix una pel·lícula digna i entretinguda ajudat per uns diàlegs incisius i les actuacions d'un repartiment en estat de gràcia que acull molts noms del cinema espanyol de sempre: Victoria Abril i Ana Belén (totes dues ensenyen els pits, és clar), José Sacristán, Concha Velasco, Francisco Rabal, Mario Pardo, Fiorella Faltoyano, José Sazatornil, José Luis López Vázquez, Mary Carrillo, José Bódalo, Emilio Gutiérrez Caba, Charo López, Marta Fernández Muro, Elvira Quintillá, Luis Ciges, Francisco Algora, Agustín González, Imanol Arias, Rafael Alonso, Antonio Resines, Queta Claver o María Luisa Ponte. El gran Luis Escobar fa una intervenció memorable en el paper d'un jurista cregut però entranyable que recita incansablement un discurs propi sobre la usucapió als poetes del cafè, que aplaudeixen la seva prosa mentre beuen amb delectació els cafès amb llet que els ha pagat. I el mateix Camilo José Cela també compareix a la taula dels literats en el paper d'inventor de paraules (sic); i n'hi regala una al jurista: "Bizcotur: dícese del que sobre ser bisojo y mal encarado, mira con aviesa intención. Puede usarse también como sustantivo."

Però el millor diàleg és força més prosaic. Al final, quan un dels guàrdies de la comissaria li pregunta a l'altre qui són els qui marxen l'endemà al matí del seu arrest, respon: "Nadie. Dos maricas y uno que escribe". Frase memorable per la manera com resumeix el pensament únic i l'escassa consideració envers els intel·lectuals en l'Espanya trista i mesquina sorgida de la Guerra Civil.

5 comentaris:

Pedro Rodríguez ha dit...

Una película que cada vez que la veo, y han sido muchas, me deja envuelto en una tristeza infinita: el magnífico trabajo de todo el reparto, la magistral y decadente iluminación a cargo de Hans Burmann, la melancólica banda sonora creada por Antón García Abril, la gris, herrumbrosa, atmósfera de posguerra y la magnífica dirección de actores de Mario Camus, da como resultado la segunda mejor película de su director sólo detrás de "Los santos inocentes". La novela de Cela no podía tener mejor adaptación. Merecidísimo Oso de Oro en el Festival de Berlín para una de las mejores películas de nuestra cinematografía.

Un abrazo.

ricard ha dit...

Es una película que se deja ver una vez y otra, y otra...

Un abrazo.

Jose Antonio Molero Martin ha dit...

Una buena película. Magnifica ambientación e impresionante reparto. Muy triste, para deprimirse.
La verdad es que Camús es de los pocos directores que son capaces de "estar a la altura" de las novelas que adapta. Difícil.

Acorazado - Cuirassé Cinéfilo - Cinéphile ha dit...

"La Colmena" es una de las mejores películas españolas de la historia. Aquí no se cumple la máxima que dice que de un gran libro sale una mala película.
Lo más impresionante es el reparto: el mayor que nunca se haya reunido. Y lo triste es que ya no volverá a ocurrir. Esos actores de raza, de genio, ya no existen

ricard ha dit...

José Antonio: El programa de cine español de la 2 casi parece un ciclo de este director, que aunque ha sido tachado reiteradamente de "académico" puede presumir de una carrera llena de grandes películas. También pasaron "Los días del pasado" y ayer echaban "Young Sánchez", una adaptación de Ignacio Aldecoa. Un abrazo.

Acorazado: Desde luego, es un reparto irrepetible. Aunque en el cine español actual también hay unos cuantos actores excelentes. Un saludo y gracias por comentar. ¡Ah, y enhorabuena por tu blog!