divendres, 27 de març de 2015

EL SUEÑO DE ELLIS


Després de la magnífica "Two Lovers", James Gray aborda el seu projecte més ambiciós amb "El sueño de Ellis" (2013).

Ens trobem a Nova York, l'any 1921. Milers d'immigrants arriben a l'illa d'Ellis cercant un futur i, entre ells, dues germanes poloneses, Ewa i Magda. La segona és confinada a causa de la tuberculosi i la primera podrà trepitjar Manhattan gràcies a l'ajuda d'un pinta que li buscarà feina però no precisament de costurera.

Una fotografia (de Darius Khondji) i ambientació excel·lents i la temàtica recorden poderosament les escenes al Lower East Side d'"El padrino II". El to melodramàtic i els ulls enormes de Marion Cotillard remeten als estereotips del període mut. Però "El sueño de Ellis" vol tenir personalitat pròpia i no és tant un fresc històric, tot i la denúncia d'una societat cínica i corrupta, com un estudi de personatges contradictoris. Bruno (Joaquin Phoenix, actor fetitxe de Gray), és el macarró jueu a qui li toca el paper de villà, però acabarà intercanviant amb l'Ewa el paper de víctima i resultarà ser el més honest en aquest drama en què els diners i les passions assenyalen el destí tràgic dels seus protagonistes.

5 comentaris:

Pedro Rodríguez ha dit...

Este lúgubre dramón está lejos de la que es la mejor película de Gray para mí, "La noche es nuestra". Encuentro magia en su tramo inicial, en esa fastuosa ambientación del Lower East Side, pero las expectativas se van diluyendo y no por culpa, precisamente, de Marion Cotillard, de nuevo un regalo para los sentidos, sino por una cierta frialdad en el tratamiento de lo que más interesa de la historia: la capacidad que tiene el ser humano para sufrir, levantarse y sobrevivir.

Un abrazo.

ricard ha dit...

Es posible que Gray, al querer distanciarse de los arquetipos del melodrama, se muestre un tanto frío en el tratamiento. No lo sé, pero es cierto que el interés decae un poco en su tramo central.

Todavía no he visto "La noche es nuestra" ni los otros thrillers del director. Sólo he visto la magnífica "Two Lovers" y ésta.

Un abrazo.

Pedro Rodríguez ha dit...

Gracias por confirmarme lo de los Verdi. Es que me daría mucha pena, pues como ya te comenté estuve presente el día de la inauguración, creo que fue en 1987. Sólo me quedaba un año y medio para seguir viendo cine en Barcelona, y desde luego, el cine que más visité en esa época fue ese.

Pues es una pena el desinterés por el Séptimo Arte, aunque te aseguro que cuando rebajan los precios la gente acude en masa. Mucha culpa la tiene este gobierno maldito que nos ha tocado sufrir, con su insoportable IVA, recortes y asfixiante política fiscal. Esperemos que su fin esté ya cerca.

Un abrazo, disfruta con los tuyos de estos festivos y soleados días.

ricard ha dit...

En Barcelona, tienen bastante éxito los cines Texas, propiedad del director de cine Ventura Pons, que reponen estrenos de calidad de la última temporada en versión original y subtítulos en catalán y a tres euros la entrada.

Por cierto, ahora que lo pienso mejor sí he visto alguno de los thrillers de James Gray: "Litlle Odessa".

Un abrazo.

ricard ha dit...

¡Y Feliz Semana Santa!