diumenge, 15 de juny de 2014

EL LLANERO SOLITARIO


A l'enèssima adaptació de les aventures d'"El llanero solitario" (i el cavall Silver i l'indi Tonto), realitzada el 2013 per Gore Verbinski, li van ploure les crítiques. Cert que l'objectiu evident (i fallit) d'encetar una franquícia a l'estil dels "Piratas del Caribe" generava antipatia. I el film resultant és massa llarg. I en la seva barreja d'elements dramàtics i còmics no encerta a trobar el to idoni. Això no obstant, Verbinski tenia alguna experiència en el western gràcies a la divertida "Rango", i sap dotar a la seva aventura -encara que sigui a batzegades- de l'energia requerida. La llarga seqüència final dels trens és admirable en la seva execució i demolidora en tots els sentits; un slapstick a l'altura dels grans moments del cinema mut i del millor cinema d'animació. En definitiva, una nova demostració que no hi pot haver un western amb ferrocarril pel mig que no sigui, com a mínim, entretingut.

6 comentaris:

C. Noodles ha dit...

Pues se la masacró de manera totalmente injusta. Es un buen divertimento y seguramente de lo mejor que ha hecho Verbinski, aunque esto tampoco es muy difícil hacerlo.

Saludos

pons007 ha dit...

com que tothom em va dir que no volia res, doncs encara no l'he vist

ricard ha dit...

C. Noodles: Totalmente de acuerdo.

pons007: Doncs quan la passin per la tele.

Salutacions i gràcies pels vostres comentaris.

Pedro Rodríguez ha dit...

No se puede ser más torpe, el inerme de Verbinski (un tipo al que sólo le reconozco una cinta medianamente aceptable, El hombre del tiempo, 2005) ha tenido la feliz idea de contar con el concurso de un actor tan cara de palo, inexpresivo y mediocre como Armie Hammer para dar oxígeno a un personaje de leyenda en el imaginario colectivo, situándole al lado de un Johnny Depp desatado en su exacerbado histrionismo y que no me logra arrancar ni media sonrisa forzada. Una película realmente birriosa.

Un abrazo

ricard ha dit...

¡Vaya, menuda crítica! Bueno, convendrás conmigo en que ninguno de los actores que han interpretado al enmascarado héroe era el súmmum de la expresividad. Johnny Depp hace de Johnny Depp, que debe ser lo que le piden por contrato; aunque no me pareció tan histriónico como en su papel de Jack Sparrow. Tampoco me reí mucho, no te creas, pero insisto en reivindicar la trepidante media hora final.

Un abrazo.

Pedro Rodríguez ha dit...

Ya, amigo, pero es que uno está harto de tanta tomadura de pelo. Yo no lo siento por mí, al fin y al cabo yo tengo acreditaciones de prensa, no pago en los cines y muchas de las películas las veo en preestreno, pero tenías que ver la cara de la gente cuando salía del cine tras tragarse este pestiño. Supongo que los espectadores querían pasar buen rato y ni mucho menos esperaban que durante la proyección les descubrieran el gen que causa el cáncer de colon, pero tampoco esta estafa. Sin duda, una de las peores cintas del 2013.

Un abrazo